A veces miramos a nuestro alrededor y ya nos abemos qué hacer con las decenas de libros acomodados indistintamente por cualquier lugar de la casa o nuestra habitación. Entonces pensamos que un mueble enorme sería lo ideal para resolver el problema, sin pensar que la solución podemos tenerla al alcance de la mano y gastando pocos o mínimos recursos.

A continuación te damos algunas ideas para crear tu propio librero, con tu estilo particular y utilizando materiales cotidianos.

Caja sobre caja

Este tipo de cajas, también conocidas como “huacales”, son fáciles conseguir, bastante útiles y qué decir de lo económicas, ¡las encuentras en cualquier mercado!

Para utilizarlas como librero basta lijarlas, usar algo de pintura para madera y aplicar barniz, esto es importante para el cuidado de tus libros y  seguridad también. Te sugerimos que si tu casa o departamento son pequeños los pintes del mismo color de tus paredes, así ganarás espacio visualmente. 

Librero de escalera

Si tienes una o varias escaleras plegables en casa ya olvidadas, este uso es bastante práctico; ahorras el espacio que ocupaba tu escalera y obtienes un bonito librero.

De contar con una escalera de dos patas, puedes “trozarla” y colgarla o recargarla sobre la pared reforzándola con algunos clavos.

En cambio, si es de dos patas ya tendrá una base por lo cual no necesitarás más que abrirla en el lugar que destines para tu librero ¡y se verá bien!, te recomendamos utilizar algún clavo para asegurarla en el piso.

Libros flotando

Para armar este tipo de librero solamente son necesarios algunas ménsulas, clavos o tornillos y un taladro. Escoge una pared vacía en tu casa donde el largo de los libros no pueda estorbar, ahí mide cada par de ménsulas y colócalas con mucho cuidado apoyándote de un taladro. 

Puedes usar una tabla o poner los libros encima de las mini repisas que ya creaste, dará el efecto de que tus libros están flotando.

Aprovechando las esquinas

 Ahora bien, apegados a la creatividad de la idea anterior, existe la opción de crear un librero en una esquina.

Antes ya te hemos dado los pasos para que armes uno a tu estilo de forma muy sencilla, aunque existen distintas maneras de construir este librero como usando repisas horizontales o tablones simples del tamaño de tu esquina.

La gran ventaja es que el espacio que ahorras es maravilloso y fundamental si tu casa es pequeña.

Libreros hechos en casa: una alternativa económica y diferente
Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola, soy Juank ¿Cómo puedo ayudarte?
Powered by